Publicado el

¿Quieres decorar con cuadros? ¡Aquí te damos los mejores tips!

Los cuadros son de esas piezas decorativas que nunca pasan de moda, en la mayoría de los estilos decorativos los encontramos, porque cumplen una función estética y simbólica y esto en la decoración de interiores lo es todo. Como sabes en el mundo del diseño puedes dejar fluir tu creatividad y utilizar diferentes artículos, sin embargo del cómo los uses depende que creen un efecto armónico en tus espacios, por eso hoy quisimos dedicarle este artículo al uso de los cuadros ¿Quieres decorar con cuadros? ¡Aquí te damos los mejores tips!

1 solo cuadro

Si quieres un solo cuadro, te la puedes jugar y elegir uno grande en tonos que combinen con el resto del decorado de la habitación. Es importante tener en cuenta además el tamaño de tu espacio para que no lo satures visualmente. Este tipo de cuadros es ideal para la sala de estar y la habitación principal. En la sala el sitio más adecuado  para ubicarlo es sobre el sofá, y en la habitación te queda perfecto sobre la cama. Recuerda que un plus es que el tema sea acorde al tipo de decoración que tienes.

Pareja simétrica

Utilizar dos piezas del mismo tamaño es un éxito total, este tipo de decoración le da un toque de sofisticación a tu habitación. Puedes usar estos cuadros en tu sala principal, habitaciones e incluso en tus pasillos. Usarlos en Pareja le aporta un toque de equilibrio a tu espacio y genera un buen efecto visual.

Trío

El número 3 siempre nos da la sensación de equilibrio y perfección, puedes ubicar tres cuadros del mismo tamaño, o puedes elegir uno grande con dos más pequeños a cada lado que sean del mismo estilo.  Los tríos también funcionan ubicando los cuadros sin un orden aparente pero guardando proporciones, en este caso los cuadros pueden ser de temas diferentes. Los lugares ideales para este tipo de ubicación son la sala de estar, el comedor y las habitaciones.

Historias

Este tipo de cuadros son ideales para darle un toque de creatividad a tus espacios, puedes elegir dos o más cuadros que cuenten una misma historia, es decir que cada uno sea la continuación del otro. Este tipo de ubicación llama la atención poderosamente y llena tu espacio de vida.

Mosaico

Este tipo de decoración es ideal para aquellos que quieren darle un toque más fresco y relajado a sus espacios. Puedes ubicar cuadros de diferentes tamaños y temas, no es necesario que tengan un patrón de ubicación, pero sí que guardes una proporción entre los espacios para lograr el efecto deseado. Este tipo de mosaicos puedes utilizarlos en salas, habitaciones  e incluso en escaleras y pasillos.

Muro de recuerdos

Una excelente idea llena de emoción y significado, es decorar un muro con fotos familiares o de recuerdos valiosos. Este tipo de diseño no solo llenará de belleza tu hogar sino que además te dará muchas historias para contar y dotará tu casa con un ambiente acogedor, familiar y hogareño.

Cuadros colgados de cuerdas

Colgar varios cuadros de sogas, redes u otros materiales pocos convencionales a la hora de ubicar cuadros, es una excelente idea si quieres innovar y darle un toque sensacional a tu casa. Prueba con el número de piezas que desees y juega con los diferentes efectos visuales que generan.

Usar repisas

Siguiendo la línea de dejar lo convencional, una excelente idea es poner tus cuadros sobre repisas, el efecto es ¡Genial! Y le da a tus espacios un toque moderno y creativo.

Como ves los cuadros son piezas decorativas que además de que pueden durar muchos años puedes usarlas de diferentes maneras, cambiar, transformar y lograr diferentes efectos que te ayudarán sin duda alguna a embellecer tu hogar.

¿Quieres enterarte de más estilos de decoración?

Descarga Aquí Nuestra Guía Completa de Estilos Decorativos

Publicado el