Publicado el

¿No sabes qué hacer con la tela sucia de los muebles? Mira estos consejos

Alevilla

Los muebles acabados de comprar son tan bonitos y tan limpios, y los ponemos en casa con emoción y con todo el cuidado… No sabemos si ponerles funda o no, procuramos limpiarlos todos los días y todo es alegría hasta que… ¡de repente aparece la primera mancha! y con ella todas las dudas ya que sabemos que la limpieza de sillas y sofás se puede convertir en pesadilla si la suciedad toma ventaja o no se realiza la limpieza adecuada.

La tela de los muebles no solamente es muy susceptible al polvo y a las manchas superficiales, sino que, además, es muy fácil que la suciedad penetre las fibras. Existen distintas maneras de realizar el proceso de limpieza de los muebles, así que no tengas miedo de probar distintas técnicas antes de elegir la que más te convence. A continuación, te sugerimos algunas muy útiles para que mantengas la tela impecable:

1. Pasa la aspiradora.

Al menos una vez al mes, pasa la aspiradora por todas las partes del sofá (incluso reposabrazos y parte trasera) para que el polvo no se acumule sobre él. Si la tela es delicada, lo mejor es poner la aspiradora en un ciclo que sea suave para no dañarla con este procedimiento.

2. Limpia las manchas superficiales tan pronto aparezcan.

Las manchas frescas siempre son más fáciles de sacar. Con el tiempo es mucho más complicado retirarlas, es como si ya hicieran parte de la tela. Mantener el sofá limpio te ayuda a que la limpieza no sea desgastante, lo mejor de todo es que solo tardarías un par de minutos.

3. Si el sofá o las sillas tienen partes desmontables, puedes limpiarlas más fácil y seguido.

Un buen método es colocar las fundas limpias mientras todavía estén húmedas, para que se puedan secar con la forma del sofá.

4. Las toallitas húmedas.

Estas son una rápida solución para limpiar manchas lo antes posible sin impregnar ni dañar el material. Si se derrama algo sobre el sofá, lo primero que hay que hacer es intentar absorber la mancha.

5. Vinagre blanco.

El vinagre blanco es también una buena opción para sacar manchas, pero no olvides que, después de usarlo, es conveniente  repasar la superficie del tapiz con un poco de agua y jabón para asegurar una limpieza profunda. Deja ventilar el sofá una vez que termines de limpiarlo.

La limpieza de la tela de los muebles no tiene por qué ser una tortura. Otra opción es que siempre puedes probar con un servicio profesional de limpieza de tapicerías, con seguridad estas personas sabrán atender y explicar todas tus inquietudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *